martes, 21 de abril de 2009

Los libros.

¡Hola navegantes!
Mañana voy al colegio "Domingo de Soto" a contar cuentos a los niños de cuatro y cinco años. Así vamos a celebrar el día del libro.
Sí, ya sé que es el día 23 pero aquí en Segovia es fiesta el jueves y por eso en el cole lo adelantamos.
Estoy un poco nerviosa... ¿Sabré transmitirles a estos renacuajos la mágia de leer, escribir o ilustrar un cuento? ¿La magia de inventar un personaje, dibujarlo y que se pasee por las páginas del libro como "Pedro por su casa" porque se siente feliz de vivir entre hojas de papel?
Porque un buen libro es muchas cosas. Primero ves la portada, y es como cuando te presentan a alguien y sientes en el corazón si hay o no afinidad. Para asegurarte de que esa buena intuición que has sentido, es verdadera, tocas la cubierta. Mmmm... me encanta cuando está plastificada y no brilla, esto la hace increíblemente suave... o cuando tienen una reserva de barniz y tus dedos sienten las dos texturas y tus ojos ven como brilla lo que importa.
Cuando ojeo el libro me fijo en la letra, me gusta grande y redonda. Las letras así son unas grandes compañeras de viaje, porque cuando tus ojos están cansados puedes sentarlos: uno en la "b" y el otro en la "d", así descansan un rato, o puedes ponerles unas lentes con dos "oo"...
Me encanta acariciar el papel mientras los personajes me cuentan más
de lo que el autor ha escrito.
Y las ilustraciones... me hacen soñar aún más. Entro, salgo, me enredo en las telas de los trajes, me pierdo entre los árboles, vuelo, salto... Mi familia crece, mis amigos son más, adopto hijitos y perritos con gusto y tengo que hacer sitio en mi cama, para que descansen tras cada capítulo leído antes de dormir.
Me gusta abrazar el libro después de cada ratito de lectura, es una manera de devolverle el buen rato que me hace pasar. Y cuando lo guardo en el bolso para salir a la calle, siento que llevo un tesoro y lo toco a menudo para asegurarme de que sigue ahí, conmigo.

8 comentarios:

Anna dijo...

Buenos dias guapa! Despues de leer esto... sabrás transmitirles... y tanto que sabrás! Cuéntanos cómo de grandes y redondos eran los ojillos de los niños mientras te escuchaban ok?
Millones de besos!

Jewel dijo...

Ay Momo...¿qué haría yo sin ti?, y sin tu surrealismo vital.
Me encantas. ¿Puedo adoptarte?

Wing Tjun Dim dijo...

Me encanta la delicada flor que porto hoy. Creo que es una fucsia. Como mañana es San Jorge, y además de libros se regalan flores, aquí dejo una adelanto para mi duendecillo.
!Feliz día comunero y lector!

Carla dijo...

Fucsias..también se llaman "pendientes de la reina", nada más adecuado. Aunque me temo que Momo ostenta una categoría monárquica superior, es Emperatriz de la Fantasía.
Alteza...gracias por sus entradas.

Dana dijo...

genial, y me pasa muchas veces eso de tocar mis libros en el bolso o simplemente verlos y sonreír... se que cuando los abra nuevamente me atraparán en una red de fantasías increíbles.
Cuéntame qué tal va todo con los encargos, vale? el domingo ya es mi cumple!

BiblioteKaro dijo...

querida Momo y tu preguntas si los pequeños renacuajos lograran captar tu amor por los libros? si haz escrito tan lindo ... besitos

Dana dijo...

Ey guapa, qué tal la lección con los pequeñitos? Me imagino que una experiencia estupenda, seguro que más de uno llegó a casa diciendo: mamá quiero se ilustrador!

María dijo...

Feliz día del libro guapa!! Espero que hayas sido muy feliz y te hayan derretido de lecturas y regalos!!
Un gran abrazo!!